Delito leve

de Hurto

Todos alguna vez hemos hurtado sin querer algo en nuestra vida, a veces nos hemos dado cuenta y lo hemos devuelto, o quizás no y nos lo hemos quedado sin darnos cuenta hasta tiempo después o lo peor, nos ha sonado la alarma y hemos pasado vergüenza en el establecimiento en el que estuviéramos comprando.

No pasa nada, ha sido sin querer o nuestro bebé o niño/a ha cogido algo sin mala intención, el problema es cuando lo hacemos conscientemente. Normalmente en este tipo de casos, lo que se hurta no suele ser superior a 400€ y por tanto es considerado un delito leve de hurto.

El delito leve de hurto por cuantía inferior a 400 euros es una de las novedades que introdujo la última reforma del Código Penal en el año 2015.

La reforma del Código Penal cambió la configuración del sistema punitivo español que diferenciaba los delitos de las faltas, suprimiendo las faltas, de manera que algunas conductas que antes eran una falta penal, se convierten en infracciones administrativas, y otras se convierten en delitos menos graves, pero en definitiva en delitos, que darán lugar a antecedentes penales.

La antigua falta de hurto, tras la reforma se ha convertido en DELITO LEVE de hurto, aumentando la pena de los condenados por este delito.

¿Qué se entiende por hurto?

Una persona comete un hurto “cuando con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas (todo objeto o cosa corpórea que puede transportarse), sin la voluntad de su dueño”.

La diferencia del hurto al robo, es el hecho de que en el hurto no deben concurrir ni fuerza ni violencia en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran ni el empleo de violencia o intimidación en las personas.

El robo y el hurto son delitos tipificados en el derecho penal que ponen en peligro la propiedad y el orden social y económico. En ambos casos, el sujeto se apoderó voluntariamente la propiedad sin el consentimiento del dueño legal. 

El hurto ocurre sin fuerza, amenaza o violencia. En este sentido, robar es un delito más grave que el hurto, hecho reflejado en la sentencia.

Un ejemplo clásico es la bolsa que dejamos en el coche.

Si el auto está cerrado y alguien abre la puerta o rompe la ventana para sacar una bolsa, eso es robo.

Sin embargo, si dejamos el coche abierto y el sujeto simplemente abre la puerta y roba la bolsa, estaremos sufriendo un hurto.

Por otra parte, quitarle la cartera a alguien sin que este se de cuenta es un hurto, mientras que si le amenazamos con un arma para que nos la dé, estaremos cometiendo un robo.

El delito leve de hurto por cuantía inferior a 400 euros, tendrá lugar cuando se cometa la conducta del hurto, y el valor de lo hurtado NO EXCEDA de 400 euros.

¿Dónde se regula el delito de hurto leve?

Este se encuentra regulado en el artículo 234.2 del código penal. En donde se describe lo ya mencionado en esta publicación.

JUICIO RÁPIDO POR DELITO LEVE DE HURTO

Si a una persona la han detenido o la han sorprendido «in fraganti» con algún objeto que pretendía apropiarse y se presenta denuncia, se celebrará a los pocos días por el Juzgado de Instrucción un juicio rápido por delito leve de hurto.

Una vez que sea firme la sentencia condenatoria por delito leve de hurto, se inscribirán los antecedentes penales en el Registro Central de Penados.

¿Cuándo se cancelarán los antecedentes penales del delito leve de hurto?

Para las penas clasificadas como “leves”, el PLAZO DE CANCELACIÓN ES DE SEIS MESES (6 meses).

Una vez cumplida la pena, es decir, pagada la multa, deberá transcurrir el plazo de 6 meses para la cancelación de los antecedentes penales del delito.

La pena del delito

leve de hurto

Si la cuantía de lo hurtado no excede de 400 euros, se impondrá una PENA DE MULTA DE UNO A TRES MESES.

Si la cuantía de lo hurtado excede de 400 euros, se impondrá la pena de prisión de seis a dieciocho meses.

Ejemplo supuesto delito leve de hurto

A una persona se le condena por un delito leve de hurto al llevarse de un supermercado un producto por importe de 80 euros. Se le impone por el Juzgado la pena de MULTA de 2 meses a razón de 6 euros diarios. El importe total de la multa es de 360 euros.   El cálculo se hace de la siguiente manera:  2 meses = 60 dias;   60 dias  x  6 euros/dia=  360 euros.

Es un despacho especializado en delitos económicos entre los que destaca el delito de hurto.

Sus éxitos jurídicos con las absoluciones tras el juicio oral para clientes acusados de hurtos y archivos de las denuncias por estos supuestos delitos, les posicionan como uno de los mejores despachos penalistas en hurtos de España.

Sus abogados del área de derecho penal ejercen en la defensa tanto del investigado o acusado como de la víctima, en todo tipo de delitos contra el patrimonio, tales como:

– Delito de hurtos. El hurto es el apoderamiento ilegítimo de una cosa mueble ajena sin emplear fuerza en las cosas, ni violencia o intimidación en las personas.

– Delito de robos. A diferencia del delito de hurto, en el delito de robo el apoderamiento ilegítimo de la cosa mueble ajena se produce con fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde se encuentran, o violencia o intimidaciones en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieran.

– Delito de extorsión.

– Delito de  robo y hurto de uso de vehículos

– Delito de usurpación de bienes inmuebles

Características de acusación del delito leve de hurto:

  • Los acusados de faltas tendrán antecedentes penales dentro de los seis meses siguientes al cumplimiento de su condena.
  • Para la persecución de la conducta delictiva es necesaria la previa presentación de denuncia por parte del litigante o de su representante legal.
  • Las faltas no son punibles con prisión a menos que la misma falta se cometa tres veces en circunstancias excepcionales.
  • El término para un delito menor es de un año.