custodia de menores

Patria Potestad y Guarda y Custodia

El Derecho de Familia regula las instituciones de la Patria Potestad y de la Guarda y Custodia

Las relaciones paterno-filiales se regulan en los artículos 154 a 171 del Código Civil. El Código Civil se basa en dos principios:

  • El beneficio del menor.
  • Y el mejor desarrollo para su personalidad.

La Patria Potestad:

Consiste en las facultades y derechos que la Ley confiere a los padres sobre los hijos menores de edad no emancipados. Se regula en el artículo 154 del Código Civil.

Estos derechos comprenden velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, procurarles educación y formación integral. Representarles y administrar sus bienes.

 La regulación legal se recoge en el Código Civil, bajo la rúbrica de las relaciones paternas filiales, en el título VII, en los artículos 154 al 171, en relación con el artículo 90 apartado A, del mismo texto Legal. Guarda y Custodia, a favor de los hijos/ hijas, es el cuidado cotidiano de los hijos por sus progenitores.

Hay casos en los que se puede extinguir la Patria Potestad
  • Padre y/o madre privado/s de la patria potestad.
  • Hijos menores que se han emancipado.

En ambos casos subsiste una relación de contenido jurídico, regulado en los artículos 110 y 160 del Código Civil (Obligación de velar por los hijos y prestarles alimentos).

La privación, recuperación y extinción de la patria potestad: Los cauces procesales de privación de la patria potestad (según Diez Picazo) son:

  • La sentencia firme dictada en un proceso ad hoc, basada en el incumplimiento grave de los deberes inherentes a la misma.
  • La sentencia dictada en causa penal. Cuando la privación de la patria potestad es pena accesoria. Ej. agresiones sexuales al hijo/a.
  • La resolución recaída en proceso matrimonial (nulidad, separación o divorcio).

La Guarda y Custodia:

Puede ser monoparental al otorgarse a favor de uno de los progenitores o compartida entre ambos progenitores a favor de los hijos/as, como consecuencia de la cesación de la vida en común de sus progenitores, y erigiéndose como único criterio legal para su atribución el principio del interés superior del menor que debe guiar la actuación de los Tribunales y de todos los operadores, que intervienen en la ruptura parental. La regulación legal de la custodia se recoge en el Código Civil, artículos 90 y 92 como normativa común. Y en aquellas Comunidades Autónomas que han desarrollado un derecho Civil propio (Aragón, Cataluña, Navarra, País Vasco) se rigen por su normativa en primer orden. En los supuestos de custodia monoparental, se fijará un régimen de comunicación, estancias o visitas con el otro progenitor, en aras a garantizar sus funciones, de mantener el vínculo y la relación de los niños/as.

En la fijación de la custodia, debe atenderse los siguientes factores la edad de los hijos, el arraigo social y familiar, la opinión de los hijos, siempre que tengan suficiente juicio, y en todo caso, si son mayores de 12 años , con especial consideración a los mayores de catorce años, la aptitud y voluntad de los progenitores, las posibilidades de conciliación de la vida familiar y laboral de los padres, y cualquier otra circunstancia de especial relevancia para el régimen de convivencia.

peritaje psicológico
divorcio exprés

Comparte en las redes sociales